Reseña Tash-Kalar: Arena de Leyendas

Tash-Kalar

El público desde sus asientos mira excitado la arena del coliseo y comienza a gritar de entusiasmo cuando desde cada uno de sus extremos se abren las puertas y dos individuos salen a enfrentarse. Miran a su alrededor saludando a sus seguidores mientras se estudian y observan sus movimientos con cautela. Los patricios de la ciudad marcan la señal para el comienzo del combate y la energía mágica empieza a crepitar alrededor de los contendientes. El duelo ha comenzado, bienvenidos a Tash-Kalar: Arena de Leyendas.

Tash-Kalar es un juego de 2 a 4 jugadores en los que nos pondremos en la piel de magos que se baten en duelos para demostrar que escuela de magia es la más poderosa. Para estos duelos cada mago invocará diferentes criaturas sobre la arena con las que poder combatir y derrotar al contrincante por medio de nuestra estrategia y nuestro intelecto. Ganador en el año 2013 del Golden Geek Best Abstract Board Game el juego ha sido creado por Vlaada Chvátil, diseñador checo, que tiene en su haber juegos como el Space Alert o el Mage Knight y que te gusten o no sus juegos no se puede negar que es capaz de dotarlos de una gran personalidad y un sello propio. Hace un par de meses Zacatrus! tradujo el juego y después de haber oído hablar de el en algunos podcast reconozco que no pude resistirme a comprarlo y así ver si era tan bueno como decían.

Lo primero que llama la atención del juego es que te das cuenta que la caja es muy grande para la cantidad de componentes que lleva aunque eso si los componentes me parecieron de muy buena calidad. Nos encontraremos con un tablero que representa el coliseo donde haremos nuestras invocaciones y que es reversible en función del modo de juego en el que estemos jugando. También tendremos un juego de toquens para cada uno de los jugadores y que son los que utilizamos para realizar las diferentes invocaciones que usaremos en el juego. Los mazos de cartas en las que tendremos por un lado las diferentes criaturas que puede convocar cada una de las tres escuelas de magia, un mazo con las criaturas legendarias y que es común a todos los jugadores, un mazo con las diferentes misiones que tendremos que cumplir para conseguir los puntos de victoria y un mazo con un tipo de cartas llamadas “estallidos” y que también es común a todos los jugadores. Finalmente tendremos una serie de tableros que usaremos tanto para l puntuación como para poner algunas de las cartas que usaremos en el juego. Como he dicho, la calidad de los componentes es bastante buena y el cartón en el que están realizados se nota de calidad y no da la impresión que se vaya a romper a las pocas partidas, las cartas también tienen una calidad aceptable y no son simple papel de fumar aunque yo sinceramente como en todos los juegos de cartas recomiendo enfundarlas. Eso sí, el tamaño de las cartas no es para nada estándar y puede ser un poco difícil encontrar unas fundad apropiadas pues pasa como en el Space Alert… Todas las fundas quedaban o muy anchas o muy largas, por suerte no hace mucho que Mayday ha sacado un tamaño de fundas que casa a la perfección. Respecto al diseño también hay que decir que la edición en castellano es si no me equivoco la segunda edición del juego con lo que las ilustraciones de las fichas y las cartas no es el mismo que en la edición original y esto es una mejoría pues esta primera edición tenía unos diseños un poco simples.

Tablero Tash-Kalar

Hablemos un poco de la mecánica y el objetivo del juego. Como hemos dicho antes, en el juego nos pondremos en la piel de un mago que pertenece a una de las tres escuelas de magia que nos presenta el juego, la escuela de las Tierras Altas, los Silvana y la escuela Imperial (de la cual tendremos dos mazos iguales que serán la escuela del Norte y del Sur con las que poder jugar partidas totalmente equilibradas). Cada escuela tiene su propia personalidad en la forma de jugar con lo que desarrollaremos estrategias diferentes según la que estemos usando en cada momento. La forma de derrotar a nuestro contrario dependerá un poco del tipo de partida que estemos jugando pues si estamos jugando el modo de élite tendremos que puntuar más misiones que nuestro contrincante mientras que en el modo de duelo a muerte ganaremos puntos por la destrucción de fichas del rival o por la invocación de determinados tipos de cartas.

Toquens Tash-Kalar

La mecánica del juego es muy sencilla y en poco más de cinco minutos es posible explicar la forma del jugar ya que las reglas son muy fáciles y en el reglamento están muy bien explicadas. Aunque por lo que he visto después de jugar unas cuantas partidas es un juego muy táctico y difícil de dominar obligando a los jugadores a adaptarse y replantear su estrategia continuamente. En el juego cada jugador tendrá su propio mazo de cartas que representan las diferentes criaturas y hechizos que podemos invocar por medio del desarrollo de un determinado patrón que viene en cada carta. Además de este mazo propio habrá un mazo común de criaturas de leyenda y otro mazo común de las cartas de estallidos mágicos. Con todas estas cartas montaremos una mano inicial en la que tendremos 3 cartas de criaturas del mazo, 2 criaturas de leyenda y 1 carta de estallido. ¿Como invocamos todas estas cartas? Pues en cada turno cada jugador tiene la posibilidad de hacer dos acciones que pueden ser o poner una de nuestras fichas básicas en una casilla vacía del tablero o bien usar las fichas que hay sobre el tablero para realizar la invocación de una de nuestras cartas. Con estas simples reglas, el juego se vuelve genial y muy entretenido pues en todo momento intentaremos invocar nuestras criaturas por medio de la creación de los patrones de las cartas como intentar romper los patrones de la cartas del contrario para que no pueda invocar. Hay que decir que en un principio, una vez colocada una ficha sobre el tablero, esta no se puede mover a excepción que alguna invocación tenga el efecto de permitirnos mover determinadas fichas con lo que el componente táctico a la hora de jugar cobra una gran importancia pues nuestro número tanto de fichas como de invocaciones es limitada. Si en algún momento nos quedamos sin fichas para colocar, no podremos colocar más y si nos quedamos sin cartas de invocación se invocación se acabará la partida. Además de las invocaciones ya sean de nuestras criaturas normales o de leyenda tendremos las cartas de estallido que actuarán como un elemento equilibrador de la partida. Jugar una carta de estallido no cuesta ninguna acción pero para jugarlas tendremos que cumplir algunos de los requisitos que piden cada carta como por ejemplo que nuestro rival tenga un determinado número de fichas mayor que nosotros de un determinado tipo. Chef Grumpie y yo en nuestra primera partida cometimos un error por leer mal las reglas y fue usar acciones para mover fichas e incluso con ese error acabamos con la sensación de haber jugado un juegazo.

Cartas Tash-Kalar

El juego hay que decir que es muy abstracto pues en el fondo por mucho que hable de magos e invocaciones al final simplemente estás colocando tus fichas sobre el tablero y recreando los patrones de las cartas pero a pesar de eso yo lo encontré inmersivo en su sencillez. Y hay que decir que en un primer momento mientras juegas te da la sensación de análisis parálisis por no conocer ni los patrones que puedes hacer con tus propias cartas ni los del contrario, pero según vas jugando y empiezas a reconocer los patrones la sensación de jugar es un poco parecida al ajedrez cuando empiezas a plantear tus acciones pensando en lo que harás en los siguientes turnos. Además las partidas son bastante rápidas y no suelen llegar a más de 30-40 minutos por partida y en todas ellas se respira una gran tensión ya que la partida puede cambiar de rumbo en cualquier momento. Eso sí, requiere que los jugadores tengan una cierta visión espacial del conjunto del juego para poder colocar nuestras fichas de la mejor forma posible ya que la creación de los patrones puede ser en cualquier orientación.

Si después de leer esto te preguntas si merece la pena el juego yo te diría que sí que lo probases si tienes la oportunidad. El precio por la cantidad de componentes que trae me parece un pelín elevado aunque estos componentes son de calidad. Pero es un juego al que es posible sacarle mucho jugo y que es fácil sacar a la mesa pues es divertido y juegas en un rato. Ya os digo, fácil de aprender y difícil de dominar así que si tienes la oportunidad de probarlo… salta a la arena y prepárate para invocar a tus mejores criaturas.

Anuncios

Un comentario en “Reseña Tash-Kalar: Arena de Leyendas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s