The Gamechangers: Rockstar recibe un balazo de la BBC

Una producción de la BBC sobre Grand Theft Auto. Sin duda esa premisa debería bastar a cualquier amante de los videojuegos para querer ver este docudrama, de excelente factura y con actores tan reconocidos como Daniel Radcliffe, o lo que es lo mismo, Harry Potter ya crecidito y con barba de hypster. Entonces, ¿Por qué Rockstar no dio su consentimiento para el film?

Estamos en el año 2002, Rockstar acaba de sacar a la venta GTA: Vice City y Tommy Vercetti está haciendo de las suyas en millones de hogares de todo el mundo. Mientras Sam Houser y el resto de su equipo empiezan a crear el posteriormente laureado San Andreas, un joven afroamericano asesina a unos policías y al ser capturado declara sentirse como en un videojuego.

Es a partir de entonces cuando Jack Thomson, un abogado cristiano interpretado por Bill Paxton, empieza un litigio en contra del polémico videojuego y sus creadores.

La película, como dije al inicio de este post, está muy bien hecha, incluso en algunos momentos digna de pantalla grande, y ese buen hacer sirve de herramienta para explicar la historia manipulada y tendenciosa que nos quieren contar.

Es curioso como estando a favor en el fondo de la cuestión, la clasificación de videojuegos por edad, como me indigna el film. Jack Thomson, que en la vida real no pasa de picapleitos televisivo y busca-fama, nos es presentado como un enviado de Diós para combatir la violencia y el sexo en los videojuegos. Por su parte, los creadores de GTA son unos jóvenes inconscientes sin idea alguna del mal que le están haciendo a la sociedad.

Lo peor es cuando vemos a alguien jugando al Grand Theft Auto, ya que tomando el punto de vista del televisor, se nos muestra al susodicho jugador absorto e hipnotizado mientras la máquina infernal, engendrada por unos monstruos desalmados, le sorbe el cerebro para que se dedique a matar policías por las calles de Alabama.

A todo esto, el guión y los personajes están vacíos y las situaciones llegan a rozar, en algunos casos, lo absurdo, como cuando la cúpula de Rockstar va de visita a Los Angeles y se encuentran con unos pandilleros muy malos que los admiran por ser los creadores de GTA.

No me esperaba esto de la BBC, la mejor cadena pública de Europa y madre de Dr.Who. El guión destila el mismo odio por GTA que si me hubiesen hecho escribir uno a mí sobre Mujeres, Hombres y Viceversa y tiene un tufo a naftalina y a cerrado que tira de espaldas.

Lo peor es que si tus padres hubiesen visto esta película cuando tenías 15 o 16 años habrías votado (o podido comprar una arma, si eres norte americano) antes que jugar al GTA, porque la realización es tan buena que acaba solventando los problemas de la historia y sus personajes.

En conclusión, no veáis The Gamechangers si no creéis poder soportar una hora y media de relato anti Rockstar sin iros después a robar un coche y acercaros a la BBC para matar a unos cuantos guionistas británicos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s