Soldado de la niebla, de Gene Wolfe

Soldado-de-la-niebla-latro

Yo, que leo prácticamente cualquier caso, tengo sin embargo un grave problema con la novela histórica, que tantas masas mueve y tantos ejemplares vende al cabo del año. Al fin y al cabo, si quieres leer historia, hay un montón de libros ahí afuera rigurosos y entretenidos que no necesitan el azucar de la ficción. Sin embargo, si el autor de turno le inyecta algo de fantasía auténtica al argumento, la cosa cambia. Un buen ejemplo de ello es la obra de Tim Powers, de la que ya he hablado en otra ocasión. Dentro de este particular subgénero del fantástico brilla otro nombre, el de uno de los grandes del género, el veteranísimo Gene Wolfe. Con Soldado de la niebla y sus secuelas (Soldado de Areté y Soldado de Sidón) coronó una de las cumbres de su carrera y de la fantasía histórica.
Sigue leyendo

Anuncios