Contra el impuesto a la nostalgia

El viernes pasado salió a la venta la NES Classic Mini. Hace meses que está agotada en preventa y en Japón ha conseguido batir en facturación, durante su primer fin de semana, a las tres versiones de XBOX juntas. ¿A qué viene tanto revuelo con esta consola? Pues es muy sencillos amigos, Nintendo ha vuelto a colárnosla con el impuesto sobre la nostalgia. Y ellos no son los únicos que utilizan esta táctica de marketing, en los últimos tiempos excesivamente de moda. Por ello hoy digo basta.

Sigue leyendo

Anuncios