Viñetas que emocionan: Starman

Starman Jack Knight

 

En general, temas como la madurez, la relación entre padres e hijos, el miedo al cambio, a la paternidad y a la relación de pareja o el dolor de la pérdida no son demasiado habituales en los comics de superhéroes. Más difícil aún es que el lector llegue a identificarse con los protagonistas de las historias (a no ser que tenga problemas para distinguir realidad y ficción), muchas veces más arquetipos que personas de carne y hueso. Y casi imposible es encontrar todo lo anterior en un comic de los dos grandes. Afortunadamente, éste no es el caso del Starman de James Robinson.

Jack Knight, el hijo pequeño de Ted Knight, el Starman original, es la mejor creación de James Robinson. Pero no es hasta el tramo final, con la conclusión de la saga Grand Guignol y los últimos de la serie, que Robinson alcanza sus más altas cotas de emoción.

Más allá de las peleas, las conspiraciones y los viajes por el espacio, es la relación entre Jack y Ted el principal motor de la serie. Golden Age contra Bronze Age, madurez contra Peter Pan, padre e hijo coinciden a menudo, chocan aún más y, nunca parece que vayan a ponerse de acuerdo. Su relación no es nada fácil, casi siempre tensa, ya que Jack es superhéroe a su pesar, demasiado consciente del peso de una herencia, el manto y la vara de Starman, que le costó la vida a su hermano.

Starman Ted Knight The Mist

 

No es hasta el final de la saga Grand Guignol que todas las diferencias quedan atrás. Apenas hay tiempo, el futuro de Opal City está en juego y el último sacrificio le espera al viejo Ted. Apenas unas palabras, no hay tiempo ante el iniminente apocalipsis, pero suficientes para cerrar como se merece la relación entre padre, hijo… Y nieto. El futuro. Y después, Ted y su vieja némesis, cada uno afrontando el final a su manera, el uno de pie y de frente, el otro de rodillas y llorando.

Y tras el gran final, el epílogo, el funeral. Históricos de DC como Alan Scott, Jay Garrick o Ted Grant, secundarios de la serie como The Shade y, por supuesto, su propio hijo  dan su visión del difunto personaje. Diferentes puntos de vista que sirven para repasar la carrera de un histórico de la Golden Age el cual, digámoslo claro, no vivió sus mejores momentos hasta su vejez, de la mano de James Robinson.

Starman Jack Knight

Y, tras la última saga, en la que se cierran los últimos cabos sueltos, llega el momento de terminar. Starman, que ha salvado Opal City muchas veces, ha sido miembro de la JSA y ha viajado por el espacio, ha de tomar la decisión más difícil. ¿Dejar la chupa, las gafas, el cetro cósmico y la emoción de la vida superheroica a cambio del amor? Para Jack no hay dudas, y el último número se convierte en una sucesión de despedidas. Al final, acompañado de su hijo, abandona Opal City para empezar una nueva vida.

Afortunadamente, gracias al acuerdo mediante el cual DC sólo puede usar a Jack Knight con el permiso de James Robinson, el personaje ha quedado a salvo de los vaivenes editoriales y creativos de la DC de DiDio. Mejor así, mejor no mirar atrás, ni que sea para no perder de vista la carretera.

Anuncios

Un comentario en “Viñetas que emocionan: Starman

  1. Pingback: El día más Grumpy (31 Marzo – 06 Abril 2014) | Crying Grumpies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s