Grumpysodio III: Star Wars. Que estos sean Los últimos Jedi, por favor.

Hace ya dos años que Abrams nos devolvía Star Wars en todo su esplendor, con Episodio VII. Tanto nos la quiso retornar las sensaciones del primer film de la saga galáctica, que acabó por hacer una copia de la cinta original, completamente obviable y anodina, que pasará a los anales de la historia cinematográfica como: “El remake más caro e innecesario del mundo”. Con él fuera, todos teníamos la esperanza de que Rian Johnson diese un giro a Episodio VIII y que pudiésemos ver algo decente, pero desgraciadamente no ha sido así.

Sigue leyendo