Doctor Who, Last Christmas: Alien, Inception y Papa Noel

Desde el primer de la octava temporada estoy encantado con el cambio Smith por Capaldi. Al final de la misma pudimos confirmar que el duodécimo Doctor tiene todos los elementos que necesita para triunfar, como ya ocurriese con sus anteriores versiones. Este especial de navidad vuelve a demostrar, si es que era necesario, que la personalidad y el personaje le van a Peter Capaldi como anillo al dedo.


Nos encontramos en casa de Clara Oswald. Algo hace ruido en el exterior, y la bella ex-acompañante del Doctor se dispone a investigar que sucede en su terraza. Al salir, se encuentra con Papa Noel, interpretado por el genial Nick Frost, y dos elfos (y digo elfos sin intención de sonar racista). Seguidamente la T.A.R.D.I.S. aparece y el Time Lord por excelencia se lleva a Clara con él para vivir una nueva aventura juntos.

Nuestros protagonistas aterrizan en una estación de investigación en el Polo Norte, donde unas extrañas crías de alienígenas están eliminando a los investigadores que la habitan. El modus operandi de estos extraterrestres consiste en engancharse a la cabeza de su huésped e inducirle un profundo, anestésico y placentero sueño para que éste no sepa que le están devorando el cerebro. En una situación crítica, en la que el Doctor y todos los investigadores están a punto de ser capturados, Santa reaparece para salvarlos pero ¿Creéis en Santa Claus? ¿Y en un hombre que viaja en una cabina de teléfonos azul por el espacio y el tiempo? ¿Qué es real y que es un sueño en esta aventura?

Ha dejado de sorprender que los capítulos con Capaldi y Jenna Coleman sean geniales. Este episodio hace gala de todas las virtudes del duodécimo Doctor, jugando con el misterio, el miedo, el humor y el amor y cuajando todo a la perfección. El clásico de invitar a una estrella en los episodios navideños nos sirve para poder ver al divertido Nick Frost en el papel de Santa Claus, haciendo de las suyas. El argumento, sin agujeros, sin despistes y buscando sólo el beneficio y disfrute del espectador, confirma que Moffat se mueve en la buena dirección y que no está ahí por casualidad. El cóctel triple, mezcla de Inception de Nolan con Alien y Doctor Who tiene un sabor agradable y se digiere fácilmente, muy de agradecer en fiestas navideñas.

Este especial tiene todo lo que un whovian puede desear así que subid al trineo de Santa y disfrutar de este mágico viaje. El Doctor y Clara están de vuelta y esperemos que al final los rumores sobre la marcha de Jenna Coleman de la serie sean sólo una pesadilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s