Terry Pratchett, descansa en paz viejo amigo

terry-pratchett01

Ahora que ya he recuperado la compostura puedo empezar. Hace unos cuantos años en un librería especializada de Barcelona había un joven ojeando las novedosas novelas de Vampiro la Mascarada. Uno de los tenderos, Surfer Grumpy para ser exactos, se acerco por detrás y le dijo Deja esa basura y mejor te lees esto, mientras le acercaba The Colour of Magic. El chico como se debe hacer con los buenos tenderos le hizo caso y en ese momento empezó la amistad de nuestro protagonista con Sir Terry Pratchett. Como ya debes suponer ese chico no es otro que Chef Grumpy o yo mismo.

discworld_terry_pratchett_a_turtle_elephants_space_fantasy-1920x1200

A lo largo de nuestra vida siempre hay multitud de cambios, trabajos, escuelas, novias, amigos, superhéroes favoritos o casas, pero siempre hay una constante; algo que te acompaña siempre. En mi caso mi constante es el escritor ingles, que dicen que es el que más veces se ha robado de las bibliotecas públicas. Él ha estado ahí siempre, desde mi adolescencia y por eso hoy ha sido la primera vez de mi vida en la que he llorado la muerte de alguien con quien nunca he cruzado una palabra.

magos-mundodisco

Ni la todopoderosa MUERTE me quitará el golpe contra la farola mientras leía Dioses Menores o la compañía que me hicieron Rincewind y la plana mayor de la Universidad Invisible mientras exploraban la particular Australia de Mundodisco y yo lidiaba con mi primer amor perdido. Podría seguir recordando pequeños detalles de por qué te debo tanto, pero eso es algo que se quedará entre tu yo y la MUERTE, pues sé que me estás esperando en El Tambor Remendado para tomar unas pintas y que te cuente el resto de mi vida.

Sólo me queda decirte una cosa amigo:

MUCHAS GRACIAS POR TODO

Anuncios

5 comentarios en “Terry Pratchett, descansa en paz viejo amigo

  1. Recuerdo el primer libro que compré, El segador. Era una edición en tapa dura y la tenían en Giga metida en una caja de saldos. No sé decir que fue lo que me hizo cogerlo con esa portada donde aparecía la muerte vestida con un mono y con un sombrero de paja, pero desde entonces Pratchett me atrapó y nunca más volvió a soltarme.

  2. Me identifico plenamente con el artículo, con la única diferencia de que yo vi una vez a Terry, justo cuando estaba leyendo su primer libro. Pero también se me han escapado las lagrimas, me quede clavado en mitad de la calle cuando vi la noticia en mi movil. Y mi homenaje ha empezado por releer Mort, mi favorito, ahora posiblemente me vaya a Dioses Menores, cuando lo acabe.

  3. Yo también me identifico con lo que has escrito. Me he mudado varias veces de casa, he dejado amigos (o no tan amigos, vaya) por el camino, han habido muchísimos cambios pero Pratchett siempre ha estado ahí. Lo descubrí en los últimos coletazos de la adolescencia pero creo que puedo decir que he crecido como persona en parte gracias a él.

    Espero que lo encontremos en algún lugar de Mundodisco 🙂
    ¡Un saludo!

  4. Pingback: A Todo Vapor, El último Expreso de Ank Morpork | Crying Grumpies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s