Ronin. Escaramuzas en la era de los samurais.

Ronin

Ronin es la palabra con la que se designa al samurai sin señor durante el Japón feudal y es la palabra con la que Osprey ha decidido sacar a la venta su reglamento para su juego de escaramuzas ambientado en el Sengoku Jidai o la era del país en guerra. Nos pondremos al mando de una pequeña banda o Buntai que tratará de emular lo que tantas veces hemos visto en películas como “La leyenda de los siete samurais” o “Yojimbo” o hemos leído en cómics como los de Usagi Yojimbo o Lobo solitario y su cachorro. Honor, violencia, deber o venganza se entremezclaran en nuestras partidas a la vez que contemplamos el florecer de los cerezos o realizamos la ceremonia del té.

Osprey es una editorial que aunque sobre todo es conocida por sus libros de historia militar también dispone de un amplio catálogo dedicado tanto al mundo del wargame “histórico” como del modelismo militar. Seguramente son mas conocidas sus últimas colaboraciones con Warlord Games para la edición del juego ambientado en la segunda guerra mundial Bolt Action o la serie Field of Glory publicada con Siltherine que abarca desde la antigüedad hasta batallas napoleónicas. Desde hace un tiempo, están sacando sus propios reglamentos siempre orientados hacia batallas con pocas unidades y no el enfrentamiento entre grandes ejércitos. Reglamentos donde nos encontramos desde una época victoriana steampunk como es “In Her Mayesti’s Name”, a la época de entreguerras con “A World Aflame”, o luchas callejeras al más puro estilo Golpe en la Pequeña China con “A Fistful of Kung Fu”.

El reglamento esta escrito por Craig Woodfield un autor con experiencia en la redacción de suplementos para juegos como Hail Caerar o Warhammer Ancient Battles, y en apenas 65 páginas ofrece todas las reglas necesarias para jugar así como ilustraciones históricas extraídas de las publicaciones de Osprey. Pueden parecer pocas hojas, pero se las apaña bien para explicar tanto lo que son las reglas de juego, escenarios y la organización de torneos y campañas. Eso sí, no esperes ni transfondo ni información histórica sobre el japón feudal o los samurais. El libro es un reglamento y eso es lo que vende, si quieres profundizar en el tema el mismo libro te redirige a las publicaciones que tienen en su sección más histórica. Además el libro se encuentra publicado en castellano y tiene un precio de 15€. Desde aquí el agradecimiento a Dia Cash por haber apostado por la traducción del libro y espero que apuesten también por el resto de de reglamentos de Osprey. Sinceramente, a 15€ el reglamento te puedes permitir comprarlo aunque sea para probar un poco el juego.

La mecánica de juego es verdaderamente sencilla, cada jugador escoge la facción con la que va a jugar, los puntos a los que se va a jugar y el escenario. La primera fase de juego es la de Prioridad en la que se establece quien tendrá la iniciativa y se comprueba la moral de los Buntai, dependiendo de la moral de nuestro grupo (Firme, Indecisa o En Desbandada) este podrá tener una serie de modificadores que afectarán a nuestras tiradas. Después la Fase de movimiento donde podremos mover o usar armas de proyectiles y arrojadizas. La Fase de combate donde se resuelve el combate cuerpo a cuerpo. La Fase de Acción donde se pueden volver a realizar ataques de proyectiles o acciones especiales. La última fase la Final servirá para comprobar si se han cumplido los objetivos de victoria y para reorganizar algunos aspectos del juego.

En este juego el combate también es bastante sencillo. Cada uno de nuestros personajes tiene una Reserva de Combate que nos permite atacar o defender y que depende del Rango (nivel) del personaje ya que no es lo mismo un Eta, un Ashigaru o un Daimyo. Todas las miniaturas en contacto peana con peana se consideran en combate, en el caso de que haya más de una miniatura en contacto peana con peana hasta 4 miniaturas pueden luchar contra una única miniatura. Todas las miniaturas que estan en contacto combaten a la vez y cada jugador seleccionará en secreto de su Reserva de Combate las acciones que hará. Un samurai con una Reserva de Combate de 3 puede emplear esa reserva para atacar 3 veces o defender 2 y atacar 1… todo dependerá de la situación en la que estemos envueltos. Una vez hecho esto, se tiran las iniciativas y el jugador que gane es el primero que decide que hacer. Para atacar el atacante ha de retirar un marcador de su reserva de ataque y selecciona a su victima que puede gastar su reserva para potenciar su defensa, tras esto el atacante también puede decidir potenciar su ataque, pero eso sí, solo se puede potenciar una vez por ataque y cada potenciación otorga un dado más a la tirada. Tras esto se tiran los dados, se añaden los modificadores por armas o armaduras y se ve si se ha conseguido una herida y el tipo de herida que es. En el caso de los combates múltiples se combinan las reservas de dados pero nunca una miniatura puede atacar más veces que su reserva de combate. Como se puede ver es un sistema sencillo pero con un componente estratégico basado en que no sabrás que hará tu contrincante con sus miniaturas… si atacar o defender.

Si hablamos de las facciones de juego en Ronin tenemos 8 grupos diferenciados con sus propias características y sus reglas especiales. En este punto hay que señalar una cosa, no existe una gama de miniaturas oficiales de Ronin, aunque la casa North Star ha sacado algunas cajas que pueden conformar un Buntai básico en algunas facciones, podemos usar cualquier figura de samurais y personalizar nuestras bandas ya sea con figuras como las de Kensei o la gama de figuras históricas de Perry ya que el juego está pensado para figuras de 28mm.

La primera banda que nos encontramos es la de los Bushi soldados profesionales a la orden de su señor. Otra banda es la de los Ikko-Ikki bandas de campesinos granjeros, monjes, sacerdotes sintoístas y nobles locales que se rebelaron en contra del gobierno samurai entre los siglos XV y XVI. También tendremos la banda de los Shoei sectas de monjes guerreros que aunque podían estar asociados a los Ikko-Ikki eran un grupo bien diferenciado que no dudaría en enfrentarse a ellos y a los samurais. Los Koryu que representan a las escuelas tradicionales de artes marciales del Japón son una facción muy especializada aunque sin mucha armadura. Otra banda serán los Bandidos cualquier tipo de gente de mal vivir… También tendremos la banda de los Campesinos al más puro estilo de la película “Los siete samurais”. Finalmente tendremos dos bandas la de Coreanos y los Chinos Ming que representan las incursiones que hicieron los ejércitos samurais en estos países a lo largo del siglo XVI. Son todas facciones que aunque no parecen muy elevadas tienen unos estilos de juego bastantes diferentes con lo que sumado al factor de que normalmente no usaremos más de 10 figuras por grupo nos puede dar la oportunidad de tener más de un grupo con el que ir probando.

Espero que esta primera aproximación al juego haya podido servir para haceros una pequeña idea de lo que podéis encontrar en este reglamento. La verdad es que si te gusta la estética y el mundo de los samurais hoy en día no hay demasiados reglamentos para poder jugar con ellos y por el precio que tiene creo que merece la pena acercarse a el. Es un juego que parece sencillo, rápido y con muchas posibilidades. Perfecto para esos días en los que no tenemos ganas de llevarnos una tarde entera jugando a nada demasiado serio. Si os ha gustado o no… no dudéis en dejarnos un comentario con vuestra opinión y compartirnos con más gente.

Anuncios

7 comentarios en “Ronin. Escaramuzas en la era de los samurais.

  1. Pingback: Remodelando el triángulo friki | Crying Grumpies

  2. Pingback: Miniaturas para Ronin. | Crying Grumpies

  3. Que gran juego me parece este Ronin.
    Solo he jugado una vez con proxies pero estoy deseando volver a jugarlo en cuanto tenga pintadas mis miniaturas de Kensei (que ya me llegaron en semana santa pero no he tenido tiempo)

  4. Pingback: Ron, pólvora y sal. | Crying Grumpies

  5. Pingback: Los Grumpies pintamos: Starter KORYU BUNTAY, de Ronin. | Crying Grumpies

  6. Pingback: Feliz año Grumpie | Crying Grumpies

  7. Pingback: Frostgrave, un wargame a punto de nieve. | Crying Grumpies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s