Forbbiden Stars, Sinsentidos en Warhammer 40000

Forbidden Stars - Crying Grumpies - The Grumpy Shop - Warhammer 40000

En el cuadragésimo milenio solo existe una cosa, plástico, cartón y aleatoriedad, o eso es lo que me ha parecido que hay después de jugar la primera partida a Forbbiden Stars. Después de muchos días en los que hemos estado a punto de conseguir quedar para jugar al nuevo juego de Fantasy Flight Games sobre Warhammer 40000 la semana pasada conseguimos reuniros alrededor de la mesa y ponernos con la dichosa primera partida.


Forbidden Stars - Crying Grumpies - The Grumpy Shop - Warhammer 40000 - 3

Hoy no os daré la tabarra con el contenido de la caja o la calidad de los materiales, para eso hicimos un unboxing, hoy voy a daros mis impresiones después de la primera partida. Mucha gente dice que este juego es una reimplementación del Starcraft Board Game pero como no lo he jugado no opinaré al respecto.

El juego en esta primera partida no me ha acabado de convencer. Las ideas que mueven la partida me gustan, conquista, control de recursos, generación de unidades, todo de una forma más o menos estándar en este tipo de juegos. Cada planeta genera una serie de recursos, con ellos podemos construir y tenemos que mover nuestras tropas para conseguir más planetas que nos den recursos así como unas reliquias que nos darán la victoria. Para ello deberos dar ordenes en los cuadrantes. Un sistema muy interesante de apilamiento de ordenes propias y de otros jugadores que permite ataques y contraataques en un mismo turno, posiblemente la mejor idea del juego.

Forbidden Stars - Crying Grumpies - The Grumpy Shop - Warhammer 40000 - 1

Y a partir de aquí todo son cosas que no me acaban de convencer. La principal es el sistema de combate en el que interviene nuestra amiga la suerte por partida doble. Una vez entramos en combate, después del bombardeo orbital si lo hay, tiraremos todos los dados de nuestra fuerza y robaremos cinco cartas de uno de los tres mazosque tiene cada jugador y jugaremos hasta tres de estas cartas. Otra vez en un juego de FFG demasiadas cosas que vuelven el combate en un tedioso trámite gobernado por la incertidumbre. En nuestra partida tres pelotones básicos de infantería orka sobrevivieron al ataque de cinco unidades dos niveles por encima de la Ultrmarines, un sinsentido.

Pero el mayor sinsentido no es el combate, lo peor son las barreras de disformidad que se mueven de forma aleatoria por el tablero encerrando, arruinando planes y jodiendo la marrana en general. Soy consciente de que a nivel de trasfondo que estas tormentas se desplacen por el tablero sin ton ni son tiene bastante sentido pero a nivel jugable me parece una cagada monumental.

Forbidden Stars - Crying Grumpies - The Grumpy Shop - Warhammer 40000 - 5

Pero al igual que Arqueo ha prometido volver a jugar al Combat Commander, yo le daré una segunda oportunidad a Forbidden Stars. Me leeré el reglamento para ver si hicimos cosas mal y me acercaré a él como si fuera un juego por descubrir. Pero todo eso es material para otra entrada.

Crying Grumpies - Mansiones de la Locura - Banner - The Grumpy Shop

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s