Pateando culos con estilo

estilo000

 

Seguro que no lo has pensado antes, pero ¿te has preguntado qué pasaría si la aventura de tu vida sucediera hoy mismo? Vas por la calle y te ves implicado en un tiroteo, o en la búsqueda arqueológica del siglo, o te recluta la Rebelión para acabar con el Imperio… y tú tan ricamente, de chándal, como un vulgar mafioso de Azerbaiyán. Eso no puede ser, camarada. El héroe, como el revolucionario, debe estar preparado en todo momento para la aventura. Síguenos en este breve recorrido sobre cómo vestir para la ocasión (sin dar demasiado el cante) con la ayuda de nuestros protagonistas preferidos.

estilo001

 

That 30’s Look: Rick Deckard
Blade Runner, pese a ser el detonante del género cyberpunk en el cine, poseía una atmósfera heredada del cine negro de los años clásicos de Hollywood. A ello contribuía el vestuario, muy centrado en los distintos estilos de los años 30: pachuco para Gaff, República de Weimar para Rachel y LA Confidential para Deckard. Aunque es imposible encontrar cada pieza, puedes hacerte con camisas del estilo de las de Deckard si rebuscas en cualquier mercadillo hipster o tienda de ropa vintage. Eso sí, prepárate para rascarte el bolsillo. Lo mismo vale para los pantalones, ya sean los de lana o los de trabajo, aunque unos Dickies 874 marrones darán mucho el pego, y son resistentes y duraderos. Para los zapatos de Deckard puedes optar por unos Oxford clásicos o, como hacen en la película en las escenas de acción, por unas Adidas Stan Smith oficiales para árbitros, completamente negras, cómodas y discretas. El corbatín es opcional, pero me consta que Merc tiene algunos realmente fabulosos. Por cierto, la gabardina, si queréis huir de la tradicional y fácil de conseguir, la tenéis aquí y aquí. Lo siento por el precio.

estilo002

 

Pateando culos nazis: el look Lisbeth Salander
Sea en su versión original o en el remake de Fincher, Lisbeth Salander es mi heroína favorita: una combinación de punk, feminismo y nerdy informática imposible de vencer. Aunque durante la fiebre de las películas de la saga Millennium hubo mil artículos escritos al respecto, y hasta H&M lanzó una colección especial (muy deslavazada), mi recomendación es que hagas como ella misma: tiendas de ropa de segunda mano y excedentes militares. Tejanos negros ajustados y pantalones militares grises o negros son obligatorios; zapatillas sencillas (Vans o Chucks), botas militares y chupa de motociclista (gastada, por favor). El torso, a capas, con todo lo que se te ocurra, mientras sea cómodo, oscuro y ofensivo. Capuchas y mucho pincho, obligatorios. Este mismo look, con apenas algún cambio, se puede adaptar para el revolucionario digital masculino, como el Elliot Alderson de Mr. Robot.

estilo003

 

Arqueólogo y aventurero: Indiana Jones
Este es un look perfecto porque cada una de sus piezas puedes combinarla con lo que te dé la gana, y porque es cómodo y fácil de conseguir. Eso no quiere decir que sea barato. La chaqueta de cuero es una bomber original de aviador de la segunda guerra mundial, estadounidense. Aunque conseguir una te saldría por el presupuesto de un par de meses (seis días, si vives en Barcelona), puedes conseguir réplicas a un precio bastante decente. Píllala en una tienda de segunda mano: si es nueva, además de oler a cuero a trescientos metros a la redonda, te quedará como a un padre de familia en la crisis de los cuarenta. Indy suele levar camisas de corte militar o safari. No te pases por el puto Coronel Tapioca (¿aún existe?): las tiendas de excedentes militares son ideales. Los pantalones, unos Dickies 874 marrones o beige, y el sombrero, un Fedora (pruébatelo bien antes de comprarlo y asegúrate de que tienes redaños para llevarlo). Unas buenas botas Red Wing serán lo más caro, con diferencia, de este look, pero te durarán años.

estilo004

 

Luchar contra el Imperio: Jyn Erso
Si algo resultó genial desde el minuto uno en Rogue One fue el tono oscuro, sucio y dramático de la película. Jyn Erso es una heroína a su pesar, pero una vez se pone a patear culos, no hay quien la pare. Bueno, sí, pero no vamos a espoilear ahora. Su look es bastante marcial, y aunque es casi imposible conseguir prendas concretas (el departamento de vestuario de Lucasfilm es responsable de toda su indumentaria) sí puedes “homenajearla” bastante bien: pantalones de combate azul oscuro (de la Marina, por ejemplo), camisetas de manga larga azul-grisáceo y botas tipo militar o safari son lo suyo. Existe gente que vende réplicas no oficiales de su chaleco, si no te importa dejarte el dinero. Si no, un chaleco de tanquista del ejército, si lo consigues sin camuflaje, es una opción. El detalle que no puede faltar es un gran foulard de color militar, gris o tierra. Es el que aporta el aire heroico a la combinación.

estilo005

 

Víctima de la Relatividad: Cooper
La última gran sensación en cuanto a vestuario en una película sucedió en Interstellar, cuando miles de hombres se enamoraron de inmediato del look Americana del protagonista, Cooper, un ex astronauta reconvertido en granjero en una Tierra muy cercana al colapso definitivo. Es un look fácil, que no barato, y muy llevable. Necesitas tejanos clásicos (Levi’s 501 o 511, por ejemplo), una camiseta blanca lisa, zapatos o botas de trabajo resistentes y sobre todo la chaqueta, una Carhartt Duck Detroit. Antes de que lo preguntes, decirte que no es barata (no te bajará de los 100 lerus) pero dura una vida. Pídela una talla más pequeña de la que sueles llevar. El detalle total lo aportan los guantes de trabajo, pero si no eres granjero ni trabajas en una perforación petrolífera, Volcom tiene unos guantes de invierno con el mismo aspecto, eso sí, también caretes.

estilo006

 

Fightin’ the Man: Jessica Jones / Farah
Tanto en Jessica Jones como en Dirk Gently tenemos dos heroínas listas para patear traseros cuando es necesario. Comparten gran parte del estilo: tejanos ajustados (supongo que elásticos), botas de motocicleta y chaqueta cruzada de cuero. Esta última, una Perfecto, de Schott. En el caso de Farah, a veces se sustituye por una parka militar (baratas y fáciles de encontrar por todas partes). Los guantes sin dedos son una opción arriesgada, compañera. No está de más recomendarte clases de jiu-jitsu o krav maga para redondear el look perfecto.

estilo007

 

Fightin’ the Bitch: Ripley
La heroína por excelencia es Ellen Ripley, sin lugar a dudas. Aunque no creo que vayas a ir por la vida con un mono de trabajo espacial, sí puedes sacar ideas de la tercera película de la saga. Alien3 es un filme injustamente denostado, con un argumento decente, un guión tenso y bien llevado, interpretaciones molonas y un look devastador. Si quieres patear culos alienígenas y ganarte el respeto de los tíos más duros del barrio, la clave es, en primer lugar, el rapado al nº1. Más adelante puedes acudir a una tienda de excedentes militares y hacerte con botas, pantalones de trabajo (grises o marrones) y camisetas con y sin mangas, todo ello dos o tres tallas por encima de la tuya. Los guantes de trabajo son ideales para no quemarte los nudillos con ácido cuando golpees al bicho de turno, y una parka gigantesca, con capucha, te da el tono crepuscular y posapocalíptico definitivo. Por último, si te cortas una mano y consigues un implante biónico, el look es lo suficientemente flexible como para ir por el desierto australiano dando caña a moteros terroristas. En tal caso, unas antiparras de motorista y un cambio de nombre acabarán redondeando todo: te recomiendo “Furiosa”.

estilo008

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s