Ready Player One: El huevo de pascua que el libro escondía.

Hace escasos meses que me leí el libro geek por antonomasia: Ready Player One, de Ernest Cline. La “muerte por hype” fue inmediata. Un libro vacío, que prestaba más atención a las referencias sobre la cultura pop que a la historia en sí. Supongo que de haberlo leído cuando lo hizo Arqueo, antes de que muchos de mis amigos hinchasen esta ópera prima al nivel de de “El nombre del viento” o “Elantris“, habría considerado que es una novela entretenida, sin más. Pero el libro escondía un huevo de pascua: una película dirigida por el grandioso y eterno Steven Spielberg.


Nos encontramos en Columbus, Ohio, año 2045. El mundo ha sucumbido a los excesos de la humanidad. Wade Watts (Tye Sheridan), un joven de clase baja, pasa su tiempo, al igual que el resto de la población, evadiendose de la realidad que lo envuelve a través de un sistema de realidad virtual llamado “OASIS“. Este infinito mundo online fue creado por James Halliday (Mark Rylance) que falleció en 2040. Halliday, envió un video póstumo a todos los usuarios de su juego, informándoles de que su multimillonaria herencia y sus derechos sobre OASIS, recaerían sobre quién consiguiera encontrar un “huevo de pascua” que había dejado escondido dentro de su universo virtual. A partir de ese momento, la mayoría de jugadores de OASIS, entre ellos Wade Watts, y una malvada empresa, llamada IOI, se pusieron en marcha para conseguir el tesoro escondido del genial creador de videojuegos, y así hacerse con el control de ese vasto mundo paralelo.

Lo primero que hay que decir sobre el film de Spielberg es que, si bien respeta el espíritu de la novela, coge la base que tenía y la mejora. Es cierto que es poco fiel a la historia de Cline en cuanto a ciertos aspectos (que no spoilearé aquí), pero siempre es para bien. El director de Cincinnati da más forma e importancia a las relaciones interpersonales de los personajes que el escritor de Ashland y convierte la película en un divertido y frenético entretenimiento, con sabor ochentero, lleno de referencias (como el libro), pero sin perder la historia de vista.

Otra de las cosas que puede sorprender a los fans del libro es que se pierden muchas menciones a videojuegos y cómics. Bien sea por un tema de derechos de la Warner, o bien porque el bueno de Steven es, obviamente, más un cinéfilo empedernido que un jugón o un amante lector del noveno arte, se sustituyen por alusiones a películas clásicas, más cercanas a un público genérico. Lo comido por lo servido. Pero no os alarmeis, para pillarlas todas (fuera de las más destacadas) tendréis que visionar el film en múltiples ocasiones e ir avanzando fotograma a fotograma en según qué escenas.

Spielberg no ha hecho su mejor película, como era de esperar, pero ha convertido un libro mediocre en un notable blockbuster que no tiene otra intención que la de llenar las pupilas de los espectadores con impresionantes secuencias de acción y aventura, y hacerles pasar un rato agradable. Curiosamente, un entretenimiento ideal para evadirse durante un par de horas de la realidad, como si dentro de OASIS mismo estuviésemos.

Anuncios

2 comentarios en “Ready Player One: El huevo de pascua que el libro escondía.

  1. ¿Libro mediocre?, ¿disculpa? Esta bien que Spielberg haya hecho una película con casi ninguna referencia al libro, porque es lo que hizo, no puso casi ninguna referencia, le cambio totalmente la historia al libro, ¿y viene a decir que es un libro mediocre y que lo convirtió en un notable Blockbuster? Si bien, la referencia a esta cita no tiene nada de humor, ni es agradable a quien le gusta el libro y/o la película, mejoren su redacción sobre criticas, por favor. Saludos.

    • Hola Iván,

      Primero, agradecerte tu comentario y que seas lector del blog. Después decirte que esta, como toda crítica, se basa en un análisis personal, y si bien el libro de Ready Player One me parece entretenido en su conjunto, sufre de muchos errores (motivación de personajes, estructura, … No he profundizado sobre ello porque este post trata sobre el film y no sobre la novela, que ya cubrío Arqueo) que la película solventa.
      De ahí mi comentario diciendo que el libro me parece mediocre (definido por la RAE como De calidad media, tirando a malo) y por contra el Blockbuster (no dejando de ser eso, una película que busca el entretenimiento y el taquillazo) es notable.

      Saludos y gracias de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s