Southern Gothic (IV) Cómic: tinta, papel y sangre

Predicador01

 
El cómic es, más que el cine o la TV, el medio en que mejor y más a menudo se ha recurrido al género narrativo del Southern Gothic. Eso no quiere decir que con poner un par de ritos vudús, un pantano y una bandera confederada la obra se pueda considerar como tal. Por eso, he seleccionado tres o cuatro cómics con amplias y poderosas influencias del género y, al final, enumero algunos en los que la influencia del género es menor.

lacosadelpantano01

 
La Cosa del Pantano (Len Wein/Bernie Wrightson, 1972) podría considerarse el primer cómic auténticamente Southern Gothic. Apareció en un especial autoconclusivo de DC de 1972, ambientado en los pantanos del Sur de los Estados Unidos a finales del siglo XIX, en una historia con claras influencias del romanticismo oscuro de Edgar Allan Poe. Su éxito fue tal que meses después se lanzaba la primera serie regular del personaje, con los mismos autores pero con la historia trasladada al presente.

lacosadelpantano02

 
En los años 80 Alan Moore cogió la serie, dio al traste con la continuidad y, de paso, escribió sus mejores páginas. Introdujo otro personaje que, con el tiempo, sería de culto, el mago John Constantine, quien ocasionalmente se adentraría en el profundo sur en su propia serie, Hellblazer, gracias a personajes como el sacerdote vudú Papa Midnite. Por cierto, La Cosa del Pantano tuvo dos adaptaciones cinematográficas sobre las que es mejor correr un tupido velo, así como una serie incluso peor.

Predicador02

 
Predicador (Garth Ennis/Steve Dillon, 1996) Si el Gótico Sureño se distingue por lo macabro y lo grotesco, Predicador es el cómic que más ha estirado, exagerado y retorcido todos sus conceptos. Clásico de los cómics, no seré yo quien os lo descubra: tan sólo apuntar que contiene algunas de las mejores incursiones en el mundo de los paletos endogámicos, violentos y tatuados: el especial The Good Old Boys, acerca de los «hermanos» del protagonista, ofrece una mórbida información adicional acerca de la retorcida familia de Jesse: su terrible abuela, el poderoso (e hijoputa vocacional) Jody y su retrasado hermano TC, que si caza cocodrilos es para sodomizarlos.

Predicador03

 
De especial interés es también el arco argumental Salvation, donde Jesse ejerce brevemente de “sheriff” de un pueblo de Texas, se enfrenta a un magnate de la industria cárnica, irrita al comité local del KKK y se enamora brevemente de su ayudante negra, lo que irrita aún más a los alegres chicos de la capucha. En Dixie Fried, el amigo (e hijoputa ocasional) de Jesse, Cassidy, recurre a una antigua amiga, sacerdotisa vudú, para averiguar más acerca de Génesis, la entidad que posee a Jesse. Poned velas a vuestro Loa preferido, bailad en pelotas y aullad a la luz de la luna una canción de Muddy Waters para que a Hollywood no se le ocurra ponerle la mano encima. Recordad Constantine. Pues eso.

JonahHex01

 
Jonah Hex (Michael Fleischer/Tony DeZuniga, 1971) podría parecer un mero antihéroe de “western” de no ser porque encarna exactamente lo que es y representa el Gótico Sureño: la ambigüedad moral, lo monstruoso y lo macabro se dan de la mano en este ex confederado hastiado de su causa, ex esclavo de los apache y violento ccazarrecompensas. Aunque ocasionalmente se adentra en los pantanos y manglares, el Profundo Sur de Hex es el del otro lado: el de las llanuras áridas y asesinas de Texas, Nuevo México, Arizona y Colorado. Tierras que, por cierto, constituyen también el Profundo Sur, y en las que nos adentraremos la semana que viene de la mano de la TV. Pero si alguien tiene dudas acerca del arisco Jonah, sólo tiene que mirar su cara (una mitad deforme, la otra intacta) para ver en ella el retrato resumido del género.

JonahHex02

 
Otras series de cómics con elementos del género: en esta lista suministrada por los demás grumpies figuran Crimson, de Humberto Ramos; Shadowman, de Jim Shooter, Cuatro demonios, un infierno (serie Grendel) y un largo etcétera de personajes o ambientaciones en series regulares. Pero como el mundo de la viñeta es enorme, os animo a que contribuyáis con vuestras aportaciones.

La semana que viene nos despedimos de este recorrido por el género con sus mejores encarnaciones televisivas. Sed malos, que ser bueno es aburrido.

Anuncios

5 comentarios en “Southern Gothic (IV) Cómic: tinta, papel y sangre

  1. Pingback: Southern Gothic (y V) Brujas, vampiros y paletos catódicos | Crying Grumpies

  2. Pingback: Completando Southern Gothic: Miniaturas pintadas con Rojo Redneck | Crying Grumpies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s