Contra Dragon Ball

Dragon Ball Z

Ha sido una de las noticias de estas últimas semanas. El ya venerable Akira Toriyama ha anunciado la vuelta de la serie por la cual es más conocido y ha amasado una buena cantidad de millones de yenes: Dragon Ball. Será el próximo mes d ejulio cuando se estrena esta nueva serie, titulada Dragon Ball Super, que continuará la saga de Son Goku y compañía a partir de la saga del monstruo Boo, parte fundamental de Dragon Ball GT Z, hace ya casi (glups) veinte años. La noticia ha sido recibida con alborozo por otakus de todo tipo y condición y por miembros de esa generación EGB que idealiza unos ochenta y noventa que sólo han existido en el mundo de la nostalgia. Personalmente, la noticia me ha dejado indiferente, hace tiempo que abandoné la fiebre por Dragon Ball, pero me ha sorprendido la cantidad de gente que guarda tan buen recuerdo de una serie que, para mí, perdió el oremus desde el mismo momento que decidió incorporar apellidos a su título.

Que se me entienda. La Dragon Ball Original, aquella con un Son Goku niño y que acaba con el combate contra Cor Petit (o Piccolo, elijan ustedes) , me parece una serie de televisión, y también un manga, maravillosa. Humor, acción, magia, ciencia, toques picantes… Un cóctel irresistible, responsable, además, de introducir el manga en estas tierras. Esa primera serie merece todo el respeto y la nostalgia que muchos les profesamos.

Lástima que lo estropearan todo con Dragon Ball Z y sucesoras.

Dragon Ball Son Goku

Porque Dragon Ball Z es un despropósito. De un plumazo, se cargan toda la carga mítica, proveniente de la obra en la que se inspira en un primer momento, El Viaje al Oeste, y la convierten en una soap opera llena de personajes ridículos (con un especial recuerdo a los Village People del Espacio), trucos baratos de guión para ir alargando la historia (las mil y una transformaciones de Freezer) y combates más lentos que el caballo del malo. Y es que recogiendo el testigo de Campeones, la narrativa se volvió cansina, en la que un combate contra un segundón podía durar una semana y parte de la otra. Recuerdo la sorpresa cuando, tiempo después, volví a ver la Dragon Ball original y me di cuenta que combates multi episodio que se me habían hecho muy largos, como aquel entre Goku y Ten Shin Han apenas duraba cuatro o cinco episodios.

Con la magia ya perdida, apenas presté atención a lo que vino después. Ni la vuelta a tierra, ni los androides ni  Célula (el cual, ¡oh sorpresa! pasaba por diferentes formas antes de la definitiva), ni el salto temporal adelante, con Son GohanTrunks como protagonistas , favorecieron que recuperara la pasión por la serie. Y cuando vendieron GT era una vuelta a los orígenes, con más humor, pero pronto quedó claro que los vicios adquiridos eran demasiado fuertes y que la cosa seguía sin tener sentido.

Dragon Ball GT

Supongo que los guionistas de Dragon Ball, con Toriyama al frente, pero no sólo, se encontraron con el problema de qué hacer tras la serie original. La propia mecánica argumental, aparece un enemigo demasiado fuerte que da para el pelo a Goku, éste se hace más fuerte y lo derrota y vuelta a empezar, jugó en su contra, ya que llegó un punto en que no sólo se hizo repetitiva, sino que el nivel de poder de héroes y villanos, de tan grande, era ridículo. Tampoco ayudó que los presuntos sucesores de Goku tuvieran menos carisma que una col hervida, por lo que, una y otra vez, debía volver a la primera línea, llegando incluso a revertir a un estado infantil, en un intento de recuperar esencias perdidas. O a lo mejor es que decidieron apostar por la espectacularidad, las frases molonas y los brutos capaces de partir un planeta por la mitad sin darse cuenta que la mezcla entre fantasía, ciencia-ficción y humor era lo que hacía al primer Dragon Ball tan especial. Suerte con Dragon Ball Special, ojalá lo recuperen. Yo lo dudo.

Anuncios

5 comentarios en “Contra Dragon Ball

  1. Para mi hay que distinguir dos cosas, el manga y el anime. Los libros, mangas, comics o como cada uno quiera nombrarlo; son rápidos, emocionantes e interesantes durante todas las sagas.
    Sin embargo, el anime o la serie de dibujos animados, inflaba episodios y los hacía no sólo largos, sino tediosos e intrascendentes.

    Recomiendo leer antes que ver esta fantástica obra de Akira Toriyama.

  2. Pingback: Game of Boring | Crying Grumpies

  3. Yo también soy defensor de que la serie es genial hasta el combate contra Cor Petit y que luego es un despropósito de haber quien la tiene más grande.
    En cambio, si se coge la obra escrita de Toriyama (no solo DB), es en general bastante fresca, con acción y gags divertidos por igual.

  4. Pingback: Dragon Ball Z Super, vuelve el mito | Crying Grumpies

  5. Por mi parte considero que vivir en un planeta con Goku debe de ser lo mas horrible del mundo.
    Imaginate tu trabajando como todos los dias cuando PUFF,,, mueres si saber porque.El planeta explota toda la raza humana se termina.
    Minutos despues revives si entender nada solo para morir nuevamente en la proxima saga.
    Goku es el personaje mas egoista que e visto en series de anime.Solo pienza en atraer enemigos para luchar los cuales matan sin que a el le importe algo.
    Si analizamos dragon ball Z(Super no lo miro)la mitad de las batallas se podrian haber evitado si goku no exisitia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s