Pinball Arcade, Millones de nostálgia

IMG_1232

Siendo el más joven de los grumpies soy o un xeleniall tardío o un mileniall primerizo, eso quiere decir que más que un chico de los ochenta soy hijo del noventerismo. Por desgracia cuando comencé a adquirir algo de autonomía los arcades ya no estaban de moda y al poco de conocer al resto de los compañeros de blog cerraron el recreativo en el que quedábamos para jugar al Time Crisis o al KOF’99. Al llegar a los dieciséis, me apunté a la escuela de cocina, empecé a trabajar yencontré un lugar mágico entre la escuela y mi trabajo que me transporto de vuelta al esplendor de los recreativos. Para ser más concretos al esplendor de los salones recreativos rellenos de pinballs. Cada tarde aprovechando que al trabajar se me permitía llegar algo más tarde a clase me paraba un rato y me jugaba las propinas en el Medieval Madness. Uno de mis sueños siempre ha sido hacerme con una de estas máquinas. Ahora y gracias a Farsight Studio y su The Pinball Arcade tengo algo muy parecido a ese mágico local en la pantalla de mi IPad.

Sigue leyendo

Anuncios

Decepciones del 2014, un año para ser muy Grumpy

Después de enseñaros que el 2015 nos trae un año repleto de cine friki, me toca sacar la parte más Grumpy que hay en mí, porque ¿Qué sería de nosotros sin nuestras quejas? Preparaos para conocer las decepciones más escandalosas de 2014 y, por favor, no os cortéis en compartir las cosas que más Grumpies os han hecho sentir a lo largo del año que acaba.

Sigue leyendo

Hola grumpies

Jugando a Pathfinder Crying Grumpies

Hola y bienvenido, si has llegado aquí probablemente te has perdido o bien estas buscando subcultura. Los Crying Grumpies somos uno de esos grupos de amigos a los que les gustan los juegos de rol, los de mesa, los de cartas, los de consolas, vamos que si apostáramos tendríamos un problema. Como un buen grumpie no vive solo de juegos también nos gustan los cómics, la literatura fantástica, la ciencia ficción, las series, las películas…

Y sobre estas cosas queremos hablar aquí.

Solo nos queda conocer a los grumpies aunque en breve serán ellos quienes se presenten.

Sigue leyendo