El día más Grumpy (24-30 Marzo 2014)

El día más Grumpie (semana del 24 al 30 de marzo)

Esta semana los Crying Grumpies hemos cumplido seis meses en la red. Chef Grumpy hizo un emotivo post el miércoles 26 repasando lo mejor de este medio-aniversario con vosotros, pero hoy no podíamos dejar de agradeceros estar ahí leyéndonos habitualmente ni de haceros el habitual resumen de la semana. Empezamos.

Los Grumpies pintamos: MULG The Ancient Dire Troll, Warbeast de los Trollbloods.

Mulg The Ancient Dire Troll pintada por Xela

De todas las Facciones de Hordas, he de admitir, que las miniaturas de los Trollsbloods son las que mas me gustan… de hecho, cuando jugaba, era la que llevaba.

Sigue leyendo

Blood Bowl: TROLL, tu ponlo ahí que algo hara…

Troll

Allí estaba, rodeado de otros pieles verdes, buscando algo que hacer y encima suyo, un goblin gritándole improperios en algo que parecía una oreja.

Miró a ambos lados, buscando ese sonido molesto, mientras se chocaba con todos los jugadores de la fila y los derribaba sin contemplaciones, fueran de su equipo o no.

El goblin reiteró y chillo de nuevo, esta vez mas fuerte y estridente, cometiendo el error de dejarle claro al Troll donde se encontraba.

En ese momento, el Troll sin entender lo que el goblin trataba de decirle, lanzó la zarpa hacia su chepa y atrapó al insensato, lo acercó a su boca y se lo tragó.

El público al ver esto, entro en cólera y empezó a lanzar sillas y armas contra el campo del juego, era el tercer goblin con la pelota que se comía en lo que iva de partido…

Sigue leyendo

Blood Bowl : NORDICOS, entramos en calor con esto…

Nórdico

El sonido ensordecedor del cuerno de Mamut indico el inicio del partido y los nórdicos saltaron al campo como si se tratara de una batalla.

Las barbas trenzadas de los jugadores, se teñían de blanco por la nieve que caía, pero aun así, hacia rato que no sentían el frio en la piel por la cerveza y la rabia acumulada.

Worfan, era un veterano en esto del Blood Bowl, mas de 100 partidos jugados y solo 9 lesiones, ninguna tan grave como incapacitarlo, estaba acostumbrado a recibir golpes y lo mas importante, los devolvía todos por 2.

Aquel partido, era como todos los demás, pero Worfan, de repente, miro mas allá de las nubes preguntándose por que se tornaban rojizas y borrosas.

El placaje lo hizo como siempre, pero el golpe fue tan fuerte que cuando se fue al banquillo, la sensación no era la normal, un sonido persistente apareció en su cráneo y sus piernas no respondían como quería.

Nada que no arregle una pinta de cerveza pensó, pero al poner los labios sobre ella, un frio como nunca sintió antes lo empezó a abrazar de manera inquietante…

El entrenador del equipo Nomuerto, lo miraba mientras que sus ojos desprendían un fulgor verdoso.

Lo ultimo que vio Worfan al cerrar los ojos para siempre fue una media sonrisa de ese nigromante.

Sigue leyendo